La historia de la malabarista del tiempo

Hoy quiero contarte una historia real: el otro día tuve la gran suerte de encontrarme a una malabarista del tiempo. Conozco más, pero los malabarismos que realizaba compaginando su vida personal y profesional me llamaron mucho la atención. Esta es la historia de una…

Conciliación familiar: todo un reto #conciliación

de las 2.000 taxistas mujeres, frente a los 14.000 hombres, que nos llevan y nos traen por Madrid. Cuando yo cogí su taxi eran las 21:30 h, y ya conmigo cerraba la jornada. Había salido de su casa a las 7:30 h y todavía no había regresado.

Tenía dos hijos, el menor de 17 años y otra mayor. Una de las claves de su conciliación familiar había sido que su hija mayor tenía 8 años más que el menor, y cuando se fue creciendo cuidaba de su hermano menor. Hoy en día, su hija es psicóloga y se está especializando en problemas de aprendizaje escolar. Quizá porque tuvo que aprender pronto cómo optimizar el aprendizaje de un hermano genial, pero con problemas de atención.

Me contaba que ahora se arrepentía de no haber estado más en casa y hablar más tiempo con sus hijos. Ella cuestionaba lo de “más vale un tiempo de calidad” frente a pasar mucho tiempo con los hijos pero no prestarles atención. Simplemente, hubiera preferido haber podido escuchar tranquilamente sus problemas y no a las 22:00 h, cuando llegaba reventada a su casa.

Finalmente, su reflexión le llevaba a pensar que si ella no hubiera trabajado durante años de “sol a sol”, no hubiera podido cubrir las necesidades de sus hijos, como por ejemplo, la clases con la psicopedagoga que durante años llevó a su hijo, para aprender estrategias que compensaran su interés sólo por las áreas que le interesan.

Su historia me hizo reflexionar sobre muchas cosas, pero especialmente, con el concepto: “¿Tiempo de calidad ó en cantidad?”. Y, especialmente, cuando estamos hablando de familias donde existe alguna dificultad de aprendizaje en alguno de sus hijos. En esos casos el tiempo destinado a ellos en la realización de tareas escolares es un poco superior y, sobre todo, requiere más planificación y estrategia.

¿Qué opinas tú? ¿Cantidad o calidad?

Eva M. Yangüela – Consultora en Desarrollo de Personas

evamyanguela@gmail.com

Anuncios

¿Te animas a comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: