Los demás no ven el mundo como tú lo ves

Las creencias son los principios sobre los actúas porque consideras que son ciertos: “la gente trabaja porque necesita dinero”, “de la gente no te puedes fiar”, “da igual lo que te esfuerces porque no te van a valorar”. Todo lo que piensas que es cierto te condiciona.

Coaching: ¿Te limitan tus creencias? #coaching

Si sólo trabajas por dinero, no verás la necesidad de trabajar con pasión en algo que te ilusione. Si no te fías de la gente, tu comportamiento hacia ellos será de distancia y desconfianza y eso se transmitirá. Si esperas a que te valoren para esforzarte, no lo harás.

Las creencias no aparecen así sin más, se transmiten desde la infancia, dependen de la educación de nuestros padres, educadores, medios de comunicación… y se afianzan en nosotros profundamente como una verdad indisoluble, sin cuestionárnoslas jamás. Además, las creencias van aumentando con las experiencias vividas y las conclusiones que nos formamos a lo largo de nuestro crecimiento.

Pero, ¿dónde radica la importancia de las creencias?

Las creencias tienen que ver fundamentalmente con los juicios y valoraciones que hacemos sobre nosotros mismos, sobre otros y sobre el mundo que nos rodea. Así que, dependiendo del tipo de creencias que tengas, éstas inhiben o apoyan determinadas actitudes, capacidades o conductas.

¿Tus creencias te potencian o te limitan?

Es frecuente pensar que los demás ven el mundo como tú lo ves y no te percatas de que cada persona ve el mundo a su manera.

Las empresas, los grupos o los equipos de trabajo, en su adaptación a los continuos cambios que impactan en ellas, requieren cada vez mayor capacidad para el aprendizaje, la especialización y la diferenciación. Este planteamiento puede chocar con las ideas o creencias que marcan tu conducta.

Las personas que trabajan en un proyecto, no sólo aportan su trabajo o sus habilidades, sino que integran sus creencias, valores y actitudes. Miembros del mismo equipo verán la realidad de forma diferente porque cada uno tiene una experiencia vivida.

Afortunadamente, nuestras creencias pueden ser mejorables. ¿Cómo? Cuestionándonos las cosas. ¿Son realmente como creemos?

Superar esas creencias y limitaciones, comprenderlas y mejorarlas, te harán potenciar tu trabajo.

Y tú, ¿en qué crees?

Raquel Gargallo – Coach Life

coachrcoach@gmail.com

Anuncios

¿Te animas a comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: