Redes sociales: lo peor es estar por estar

La era digital ha llegado para quedarse y tienes debes adaptarte a muchos cambios para no quedarte atrás. Muchas empresas están “despertando” a esta realidad y ya no se cuestionan la importancia de tener presencia en redes sociales. Si tus clientes actuales y potenciales están allí, debes estar a su lado para comunicarte con ellos, conectar y compartir. Pero hay algo peor que no estar, que es estar por estar.

Redes sociales: no hay que estar por estar

¿Tú me llevarías “el Facebook” y “el Twitter”?

Esta consulta es mucho más habitual de lo que te imaginas. Sin embargo, antes de adentrarte en un territorio desconocido, debes conocer las reglas del juego y lo que es más importante, plantearte por qué quieres estar, para qué quieres estar, qué quieres conseguir y cómo lo vas a conseguir.

Todas las empresas no tienen las mismas necesidades. Y estar en Facebook y en Twitter no siempre es la opción más adecuada para alcanzar sus objetivos. Mi consejo es que no trates de empezar la casa por el tejado. Si crees que para tu negocio es positivo tener presencia en redes sociales, empieza por plantearte estas preguntas básicas:

  • ¿Tienes una página web actualizada?
  • ¿Cuál es tu público objetivo?
  • ¿Por qué quieres tener presencia?
  • ¿Qué quieres conseguir? ¿Cuáles son tus objetivos?
  • ¿De qué medios dispones?

 

Si vas a organizar una fiesta, hazlo bien

La primera pregunta es fundamental. Imagina que organizas una fiesta en tu casa. Inviertes tiempo y esfuerzo preparando las invitaciones, envíandolas por correo, compras unos detallitos para los invitados y llamas a tus familiares, amigos y conocidos para confirmar su asistencia a la fiesta del año.

Peeeeeeeero… cuando llegan a tu casa está desordenada, las flores están algo mustias, la comida no está buena y el equipo de música no funciona. El ejemplo es simple pero ilustrativo. Tu página web debe estar en buenas condiciones antes de invitar a más gente a la fiesta. De lo contrario, van a llevarse una mala impresión y será más complicado que quieran volver a otra fiesta más adelante.

Si este primer paso lo tienes superado, pasa al siguiente:

Si plantas la semilla, vas a tener que regarla

Como sabes, las redes sociales te permiten amplificar tu mensaje, conversar con tus clientes y aportarles información de valor. Exigen constancia. La siguiente reflexión que debes hacerte es, ¿cuentas con los medios necesarios para gestionar correctamente tus perfiles sociales?

Puedes crearlos y no personalizarlos, puedes personalizarlos pero actualizarlos esporádicamente y puedes llegar, incluso, a abandonarlos. Te sorprendería comprobar que hay empresas que crearon su perfil Twitter y no escriben en él desde el año 2011. ¿Qué opinión te merece?

Tómate tu tiempo antes de empezar a abrir perfiles “a lo loco”. Piensa a qué público te diriges y en qué redes se relacionan o comparten contenidos. No lo olvides. Todo esto “no va” de lo que a ti te gusta, te apetece o quieres hacer, sino de escuchar e interactuar con tus clientes. Ellos son los que llevan la voz cantante.

¿Cómo has elegido las redes sociales para tu empresa? ¿Las gestionas personalmente? Cuéntame un poquito sobre tu experiencia. Me encantará leerte ;)

Ros Megías

Anuncios

¿Te animas a comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: