¿Eres de los que deja huella? Invierte en tu marca personal

¿Has oído hablar del personal branding ó marca personal? Vivimos en un entorno cada vez más competitivo, en el que podemos encontrar excelentes profesionales, formados y con experiencia. Sin embargo, no todos ellos son capaces de “dejar huella”, de generar confianza y transmitir la forma que tienen de hacer las cosas.

Deja huella como profesional #branding

Tu marca personal es lo que te diferencia de los demás profesionales, lo que te hace único y genuino. Te permite destacar y determina que seas “el elegido” o no lo seas. Tu marca personal no se crea de un día para otro y no se puede improvisar.

Pero antes de continuar leyendo, quiero que veas este vídeo de Andrés Pérez Ortega, uno de los mayores expertos en marca personal en nuestro país:

Lo que más me gusta de Andrés es su naturalidad y cercanía. De hecho, su módulo sobre marca personal fue uno de los que más disfruté cuando estudié el Máster. Hoy quiero compartir contigo algunas ideas que son esenciales si decides invertir en tu marca personal y que aprendí gracias a él.

Marca personal, ¿qué tienes que ganar?

Apostar por una estrategia de marca personal tiene mucho que aportarte:

1. Autonocimiento. Puede parecerte que esto “lo tienes superado”, sin embargo, es una de las fases más complicadas y a la que le tendrás que dedicar más tiempo, si quieres lograr tus objetivos. No des nada por supuesto. Dedícale tiempo a este punto porque lo merece. Si no eres capaz de decir sin pestañear cuáles son tus valores, y en qué eres realmente bueno, no vas a poder transmitírselo a nadie.

2. Conseguir que se valore tu trabajo. No vuelvas a sentir que se menosprecia tu trabajo, ni admitas que te regateen el precio de tu producto o servicio.

3. Transmitir confianza. Es el punto clave de las relaciones humanas y empresariales. Si no confían en ti, no vas a vender nada.

4. Posicionarte como un profesional que aporta valor a la empresa que lo contrata, ya sea como trabajador o como servicio externo.

5. Convertirte en la mejor opción entre todas las opciones. Llega antes que los demás y no des más ventaja a tus competidores.

Marca persona, ¿qué tienes que perder?

No tienes nada que perder. Eso sí, piensa en esto como en una carrera de fondo. Si crees que es trabajo de un día o un mes, estás equivocado. Vas a tener que dedicarle tiempo y esfuerzo. Deberás ser paciente y perseverante. Pero, ¿te parece que tú no te lo mereces? ¿Crees que hay una mejor inversión que invertir en ti mismo?

Necesitas un plan

Tal y como te comentaba al inicio del post, crear y posicionar tu marca personal no se improvisa, se planifica. Precisamente por eso, debes conocer cuáles son las fases de este proceso:

1. ¿Dónde estás? ¿Cuál es tu punto de partida? Piensa que este plan, tal y como vimos al crear el plan de social media de tu empresa, te permite ir de un punto a otro, mostrándote cuál es el camino que tienes que recorrer. Si no sabes dónde te encuentras ahora y cómo has llegado a estar ahí, no vas a poder seguir avanzando.

2. ¿Cómo lo vas a hacer? Tienes muchas herramientas a tu disposición. De hecho, seguiremos hablando de este tema. Lo importante es que tengas claros tus objetivos porque, dependiendo de ellos, utilizarás unas u otras.

3. ¿Cuándo lo llevarás a cabo? ¿Cuáles con los plazos? Es importante que marques fechas y plazos. De otra manera, la tendencia natural es a procastinar (o sea, a demorar o retrasar tus tareas).

4. ¡Pasa a la acción! Después de la fase previa de planificación, llega el momento de actuar. Para ello debes seguir tu hoja de ruta. No tires por la borda el trabajo que ya has hecho. No caigas en la improvisación ni te “disperses”. Es importante que estés focalizado.

5. ¿Lo has conseguido? Mide el resultado de tus acciones. Y si es preciso, reconduce las que no te han beneficiado de la manera que esperabas. Piensa en esto como en un navegador. Cuando vas conduciendo de un punto a otro, sabes donde estabas y dónde quieres llegar. Si te desvías de la ruta escucharás aquello de “recalculando”. Es importante que no pienses en tu plan como en algo estricto e inflexible. Debes ser capaz de hacer este trabajo de “recalcular” y adaptarte a las situaciones que no has podido preveer.

Después de todo lo anterior, ¿decides apostar por ti?

Ros Megías

Anuncios

¿Te animas a comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: