Coaching: a la buena vida y al excelente trabajo

Trabajar de ocho a tres, o de tres a diez, fichar, estar estresado, siempre jugando con los minutos, corriendo de aquí para allá… ó no tener horarios y flexibilidad total. La segunda opción es la que todos ansiamos, no? NO?????? Parece que sí. Todo el mundo lo quiere, de hecho lo requiere, lo pide, lo exige…

Es normal, estamos acostumbrados a que nos digan hasta cuándo tenemos el descanso para el café o ese cigarro. No tenemos ni idea de cuándo nuestro cuerpo quiere realmente hacerlo, cuándo rinde mejor, cuándo está más activo… simplemente cumplimos órdenes.

Coaching: a la buena vida y al excelente trabajo #coaching

De ahí mi incomodidad y mi desconcierto cuando dejé de trabajar en un trabajo con un horario fijo y decidí dedicarme a algo que me apasionaba pero que tenía que empezar de cero, sin jefes, sin horarios, sin instrucciones… al mismo tiempo que aprendía a vivir la vida y el ahora. ¿Qué hago? Me apetece esto pero… ¿ahora? No, no, no es momento.

Me costó horrores disfrutar de un café en una terracita por la mañana con unas amigas, de una cervezas entre semana a la orilla de la playa… Me decían “Sin trabajar, ¿eh? ¡A la buena vida!”, y yo me sentía mal, me sentía culpable por intentar disfrutar, y no lo hacía. Sin embargo, no me costaba nada trabajar, largas jornadas, fines de semana, noches… hasta que descubrí que no sabía ser libre ni disfrutar de mi libertad. Tan sólo dependía de mí, describir un día perfecto y hacerlo realidad y, lo mejor, podía hacerlo, yo elegía. Si, sí, vosotros no lo veis porque creéis que es imposible, pero puede ser real y muchas personas ya lo están consiguiendo.

Ser libre significa que puedes disfrutar de lo que realmente deseas sin plantearte que socialmente esté bien visto, desayunar tranquilamente, ir a tus clases de baile por la mañana, trabajar a otro ritmo, disponer de todo el tiempo del mundo para trabajar cuando mejor te encuentres, descansar cuando realmente tu cuerpo te lo pida, un poco más por la mañana, un rato por la tarde disfrutando de un paseo sin prisa y en buena compañía…

Se trata de conocerte, de seguir tu propio ritmo natural, de despojarte de las imposiciones y cuando te digan: “A la buena vida”, responder “sí, exactamente soy la afortunada que lo consigue ¿y usted?”

Raquel Gargallo – coachrcoach@gmail.com

Anuncios

¿Te animas a comentar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: